La Franja Musulmán ¿un pase hacia el abismo?

Hoy nuevamente en ese espacio geográfico se están acumulando una serie de hechos que pronto podrían generar un conflicto que pondría en riesgo la vida humana

¿Está realmente el capitalismo en crisis?

Pareciera ser que se cae en una preocupante equivocación: pensar que sistema es igual a humanidad. Ésta última sí está en crisis, y lo está porque la rige un sistema que va en contra de su existencia justa y pacífica

El discurso subversivo que le valió la muerte

Su asesinato hace parte del inicio de una era de dominación imperial en las que ya no se ocultarán las caras

La real tragedia griega

Lo que está sobre la mesa es si los problemas por los que atraviesa el capitalismo lo harán evolucionar o colisionar, o sí, desde otro punto de vista, se trata más bien de un nuevo periodo de reorganización de esferas de influencias y políticas imperiales

Los amigos de Mandela que a EE.UU. no le conviene que recuerdes (+Fotos)

Hoy para muchos algunos una inspiración, Madiba, como cariñosamente se le conoce, fue en otro momento señalado y denigrado como terrorista por Estados Unidos y algunos de sus conocidos aliados

14.2.14

Algo muy grave va a suceder en este pueblo

 
 
“Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora vieja que tiene dos hijos, uno de 17 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa (y ella les responde que ha) amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo”, narra el escritor colombiano Gabriel García Márquez en el cuento que se titula como este artículo.
 
Relata que el presentimiento de la señora corre como un rumor entre los habitantes de esa localidad anónima quienes pronto entran en un pánico tal que los hace percibir en los hechos normales y cotidianos cosas inusuales y extrañas. 

“Y para no hacer largo el cuento, diré que (…) se va esparciendo el rumor. Llega el momento en que todo el mundo, en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto (…) Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo, que todos (…) huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra”, concluye García Márquez. 

En estos días de evidente tensión para el país en las que los rumores se esparcen por doquier recordé esa narración que en sí mismo refleja la capacidad de cualquier comunidad humana de transformar la realidad a partir de un simple hecho comunicativo. Sin importar los medios por los cuales se manifieste (televisión, radio, redes sociales, etc.) éste cumple un papel trascendental en cualquier sociedad y mucho más si ésta vive un periodo especial de contradicciones y disputas. 

“No te vayas a bajar en Ciudad Universitaria hay disturbios y está cerrada la estación”, escuché ayer mientras iba transitando por el Bulevar Sábana Grande sobre el que, a propósito, una amiga me preguntó que “cómo estaba eso por ahí” pues le habían dicho que por el lugar habían enfrentamientos. “No vale – le dije- aquí está esto lleno de consumistas como siempre”. 

Minutos después me fui encontrar con otra amiga y para ello tenía que bajarme en la estación que estaba supuestamente cerrada. Fui, bajé y salí caminando. No había tales disturbios, las salidas estaban abiertas y todo estaba en calma. 

Mi experiencia, no obstante, poco importa. Decenas, sino cientos de caraqueños se acostaron esa noche pensando que de Plaza Venezuela hasta Altamira (a donde se estaban acercando los disturbios como una tsunami que todo lo iba a arrastrar) se habían generado hechos de violencia que hicieron de la zona un bastión de la “resistencia” de un grupúsculo de “valientes” estudiantes. 

Aclaro de antemano los entrecomillados: hay jóvenes en el país que tienen la certeza de vivir bajo un régimen dictatorial o totalitario que tiene una máquina de exterminio de la disidencia aplicada a través de políticas de asesinatos selectivos. Esto es así. Los he escuchado. No sé cuántos serán pero existen. Ellos salen a las calles inspirados por los discursos políticos de sus dirigentes, por los medios de comunicación, por aquellos que los exaltan comparándolos con los jóvenes ucranianos que han logrado hacer tambalear a su gobierno. Ellos quieren, aspiran y apoyan un Golpe de Estado porque lo ven como la única salida aunque no tengan una propuesta sólida de país que los respalde. Ellos, los valientes estudiantes protegidos por la constitución, las leyes y la fuerza pública, quieren drenar la “arrechera” inoculada. Y- para retomar el punto del artículo-  ellos que hacen parte de la “resistencia” pero que desconocen a qué resisten porque ni el proyecto nacional han leído, generan, creen y esparcen rumores de que “algo muy grave va a suceder en este pueblo”.

Esa máquina de exterminio cumplió su papel más sanguinario el reciente 12 de febrero, día de la juventud.  Una joven universitaria compartió una nota de voz con una amiga en común. En ésta, ella afirma que un familiar que vive cerca de las inmediaciones del Ministerio Público donde se realizó una concentración de estudiantes de oposición, le contó que un grupo armado afecto al gobierno asesinó “como a 50 estudiantes” y que, además, tenía amenazado a los residentes de los edificios cercanos. 

“Me contó mí tía que agarraron un poco de estudiantes y los metieron en un edificio. Que en el piso hay un poco de muertos. Esa vaina está horrible”, dice exaltada la valiente estudiante que muy seguramente hace parte de la resistencia a este oprobioso régimen antipopular. 

En otro plano de mayor envergadura de la capacidad destructiva del rumor que no se divorcia de la escala de lo interpersonal sino que se retroalimentan, el presidente de la República, Nicolás Maduro, cumpliendo con las atribuciones que le confiere la ley, ordenó sacar del aire al canal colombiano de televisión que se transmite por cable, NTN24, por el tratamiento malintencionado que estaba realizando de los hechos acontecidos el12 de febrero. ¡Censura! Gritaron algunos, quizá, los mismos que nunca se pronunciaron en contra de las más groseras manipulaciones mediáticas que ha vivido nuestro país como lo fue el tratamiento “noticioso” del golpe de Estado del 2002, efectuado, valga recordarlo, por los mismos que hoy lideran los hechos antidemocráticos que vive el país. 

El rumor es un caldo de cultivo para la desestabilización. Todos lo saben. Pero la República nos exige, para que sobreviva a las continuas agresiones, que se establezca todo un aparataje de información que desmonte las matrices de opinión infundadas. Por lo pronto, la seriedad de cada quien, chavista, ni ni u opositor, cumple un papel primordial en la resolución del conflicto cualquiera que sea. 

Se dice fácil pero no lo es. Hay mucha miseria en el rumor, mucha necedad, mucha necesidad de ser parte de algo “grande que está pasando” aun cuando sea una gran mentira, un vil engaño. La chica de los 50 muertos se sintió seducida por contar eso extraordinario, fuera de lo común, posible y verosímil dentro de su ingenuidad. Los que advirtieron del tsunami que arrasaba desde Plaza Venezuela hasta Altamira, se sintieron protagonistas de un hecho histórico inexistente pero de gran valor para su ego, pues ellos lo contaron y desde la palabra manifiesta fueron partícipes del giro de los acontecimientos brutales que sacudían desde su imaginación al país entero. 

Con su vileza, con su ignorancia, necedad, mala intención, el rumor puede acabar con un pueblo, con una nación, con la patria. El Estado y su dirigencia cumplirán con las obligaciones que sobre este aspecto determina las leyes. Pero será cada ciudadano que con su aporte serio y comprometido de una estocada final a quienes quieren hacer girar el rumbo nacional cultivando inventos. 

Oswaldo Galet

11.2.14

NO TE DETENGAS (Poema de Walt Whitman)



No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…

                                                                               WALT WHITMAN




10.2.14

Jóvenes, la nuestra es la generación de la resistencia



Artículo a propósito del bicentenario de la Batalla de La Victoria, liderada por José Félix Ribas.


Todo tipo de inconformidad e incomodidad puede padecer un joven en nuestro país: desabastecimiento (y acaparamiento), colas, inseguridad e imprevisibilidad monetaria, son quizás algunas de las más fuertes causas que generan tales malestares. 

Visto desde la inmediatez del presente es difícil no sentirse motivado a hacer aseveraciones y acusaciones a los responsables de tan amarga situación. En este sentido, y solo con el ánimo de reflexionar al respecto preguntémonos ¿estamos mejor o peor que antes? ¿En qué hemos avanzado y en qué hemos retrocedido? ¿Vamos por el camino correcto?

4.2.14

Del “por ahora” al “ahora o nunca”






Venezuela y Nuestra América pasan por un momento integración único en su historia conjunta lo que hace que las amenazas que se ciernen sobre la región aumenten significativamente aunque con modalidades nuevas y reformuladas.

El presidente ecuatoriano Rafael Correa lo ha advertido en varias oportunidades: la derecha internacional se reacomoda. Los planes de instaurar la llave mortífera del neoliberalismo, los tratados de libre comercio, se cuelan por las recovecos y cicatrices del cuerpo nuestroamericano. Pero la región, no obstante, avanza hacia el desarrollo social unificado tal como lo demuestran los planes que con mucho sacrificio impulsa Venezuela, tales como el Alba-TCP, Petrocaribe, entre otros.

Esta historia nuestra comenzó así: a finales de la década de los 80 e inicio de los 90 se produjeron dos levantamientos que hicieron tambalear las bases sobre la que se levantó una estructura monstruosa de dominación y saqueo de las clases menos favorecida del pueblo venezolano.

Un día como hoy, 4 febrero, retumbó en los confines de la esperanza un “por ahora” dicho por quien comandó  la insurrección militar de 1992, el eterno Hugo Chávez. Desde esa fecha y más de dos décadas después Venezuela se va deslastrando del sistema de exclusión que se instauró gracias a gobiernos entreguistas que eligieron ceder a los mandatos de las instituciones y empresas de Estados Unidos.

20 años es suficiente para sopesar los impactos de aquel increíblemente invariable proyecto de país que vino acompañado de ese comprometido “por ahora”. El impulso a la integración regional, el rescate de la soberanía política y con esto la aplicación de nuevas fórmulas de desarrollo económico y social incluyente que apenas se está abriendo paso en una cuesta con dificultades de todo tipo, son sólo dos de los pasos marcados por una Revolución que ha demostrado tener sabiduría y aguante.

La economía nacional, tan escurridiza e inestable, volcada a la satisfacción de la necesidades del pueblo venezolano ha logrado generar bienestar social gracias a una serie de políticas aplicadas para tal fin. Un ejemplo de ello es la creación de nuevos empleos en nuevas instituciones que se han levantado en todos los ámbitos del país: Universidades, medios de comunicación, hospitales, infraestructuras, transporte, etc.

Los retos, no obstante, son fuertes. La República debe superar vicios fortísimos heredados e, incluso, fortalecidos en estas décadas revolucionarias. La desorganización, la falta de planificación evidente, el voluntarismo incompetente, la corrupción, son alguno de ellos.

El presidente Nicolás Maduro lo ha dicho: “es ahora o nunca”, es este el tiempo para terminar de saldar las deudas históricas acumuladas y dar un salto cualitativo en los valores que hemos ido engendrando indudablemente como la solidaridad, el amor a la patria grande y la esperanza de ser y estar cada vez mejor.

Al decir de Césaire: a nosotros el mundo no nos da cuartel. Realmente, es ahora o nunca.
 


T/ Oswaldo Galet

30.1.14

Rafael Correa: "El voluntarismo incompetente ha hecho más daño que la mala fe"



"¡A prepararnos, queridos jóvenes!  El voluntarismo incompetente ha hecho más daño en América Latina que la mala fe", exclamó el presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante el XVIII Festival Mundial de la Juventud y los estudiantes celebrado en diciembre del 2013.
En este sentido exhortó a los presentes "¡a buscar la cultura de la excelencia, a crear talento humano para sacar adelante a nuestros países, la patria grande, el planeta entero!"
En su discurso insistió en la necesidad de que se actúe con eficiencia y amor. "Ver claro para no dejarnos engañar, confundir.  Sentir hondo, actuar con amor, no por odio; con compromiso, con solidaridad, como dice el lema de este encuentro, como nos lo enseñó el Che, como nos lo enseñó el gran Nelson Mandela, pero como también nos lo enseñaron el gran Néstor Kirchner y el entrañable Hugo Chávez Frías.  Y obrar recio, eso que se le olvidó a la izquierda muchas veces, no solo querer, hay que saber el camino, hay que actuar con eficiencia, con eficacia, con contundencia", instó Correa. 

A continuación comparto con ustedes la transcripción completa y el video del discurso del jefe de Estado ecuatoriano. 
Bueno, un abrazo solidario, fraterno a todas y a todos, y ¡que vivan los jóvenes del mundo entero!  ¡Que vivan los jóvenes de nuestra patria, la patria grande y del planeta!
El clima no nos ha acompañado, pero el calor humano, la alegría vencerán cualquier adversidad climática.
Les damos un abrazo fraterno a esta tierra de la mitad del mundo, donde el sol cae verticalmente.
¡Bienvenidos al país megadiverso más compacto del planeta, donde creemos en la juventud, en los recambios generacionales, en todas las formas de equidad:  la equidad etaria, la equidad étnica, la equidad de género, la equidad regional, por supuesto, la equidad económica, donde incluso trabajamos día a día, revolucionariamente por la justicia, por la paz, por combatir los imperios y tal vez al imperio más eficaz que jamás haya existido, que no se expresa en botas, en misiles, en balas, se expresa en dólares, es el imperio del capital!
Jóvenes, esta es su casa.  Creemos en la libre movilidad de los seres humanos; creemos en la ciudadanía universal.  Somos un país que ha eliminado las visas de ingresos.  ¡Todos son bienvenidos a esta que también es su patria!  ¡Aquí los recibimos con los brazos abiertos, la sonrisa amplia y la frente en alto!
Coincidentemente, el último Festival Mundial de la Juventud y de los Estudiantes fue en esa querida Sudáfrica, patria de ese extraordinario, inmenso ser humano Nelson Mandela, que nos acaba de dejar físicamente, pero su legado es imperecedero.  Nelson nos decía:  Si yo tuviera el tiempo en mis manos, haría lo mismo otra vez.  Esa es la verdadera felicidad, haber sido coherente con nuestros principios, haber vivido consistentemente con nuestras ideas; de nacer nuevamente, hacer exactamente lo mismo.
Nos enseñó el gran Nelson que a los que buscamos la justicia y la paz, nos debe mover el amor, jamás el odio.
Muchos consideran la paz solamente como ausencia de guerra.  En el siglo XXI la paz es sobre todo presencia, queridos jóvenes, presencia de justicia, presencia de desarrollo.  Paz sin justicia es sencillamente pacificación.  La insultante opulencia de unos pocos en América Latina al lado de la más intolerable pobreza, son también balas cotidianas en contra de la dignidad humana.
Hoy todos rendimos tributo al inmenso Nelson Mandela.  ¡Qué bueno!  Pero, ¡prohibido olvidar!  Jóvenes, a mirar el futuro sin olvidar y aprendiendo el pasado.  Tan solo hasta el año 2008 Nelson Mandela todavía contaba en la lista de terroristas de Estados Unidos.  Veintisiete años preso por supuestamente romper la paz en Sudáfrica; la paz, la paz de los sepulcros probablemente, la paz oprimiendo a las inmensas mayorías por tener diferente color de piel.
Prohibido olvidar cómo los verdaderos buscadores de la paz, la paz verdadera, la que se sustenta en la justicia han sido acusados incluso de terroristas.  No podrá haber paz sin justicia.
La superación de la pobreza, queridos jóvenes, es el mayor imperativo moral que tiene el planeta, ya que por primera vez en la historia de la humanidad la pobreza no es fruto de escasez de recursos o de factores naturales, de las grandes hambrunas, como en la Edad Media, sino que es fruto de sistemas injustos, excluyentes.
Gandhi decía:  La pobreza es la peor forma de violencia y luchar contra esa pobreza significa procesos políticos.  Esto no se va a remediar con caridad, con buen corazón, con benefactores, sino con cambios de estructuras, con cambio en la relación de poder.  Todo está en función del más poderoso, todo está en función del gran capital.
Estos sistemas perversos, un mercado a ultranza, el neoliberalismo, no son determinismos históricos, no son leyes naturales, son estructuras impuestas por las relaciones de poder en función de los poderes dominantes; en consecuencia, se trata de una lucha política, cambiar estos sistemas perversos, lograr la justicia y así vencer la pobreza, queridos jóvenes (Aplausos).
Y para aquellos que como no tienen de qué más acusar a gobiernos revolucionarios progresistas que buscan, a través de procesos políticos, legítimos, cambiar esa injusta relación de poderes, como no tienen de qué más acusarnos, nos acusan de romper la libertad.  Nos quieren robar conceptos tan sublimes como el de libertad a todo gobierno progresista en América Latina, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Cuba, Argentina.  No pueden dudar de nuestra honradez, no pueden dudar de nuestra autenticidad, no pueden dudar de nuestros compromisos y se meten con conceptos intangibles, sublimes, compartidos por todos, como el de libertad.
¡Que entiendan bien: no puede haber libertad sin justicia!  No solo aquello, en regiones tan desiguales como nuestra América Latina, solo buscando la justicia lograremos la verdadera libertad (Exclamaciones).
Queridos jóvenes, me gusta mucho encontrarme con los jóvenes y en cada encuentro siempre comienzo con esta pregunta: ¿Quién es más joven, ustedes o yo?  Para algunos chicos de 16, 18, 20, 25 años, les parecerá un absurdo esta pregunta, ya que soy ya cincuentón; pero, queridos jóvenes, la juventud no es solamente una edad cronológica, es un estado del alma.  Serán jóvenes mientras luchen por la justicia, mientras tiemblen, como lo hacía el Che, contra cualquier injusticia a cualquier ser humano, mientras no toleren lo intolerable, no acepten lo inaceptable, mientras no se dejen domesticar, mientras se preparen a conciencia con responsabilidad no a ocupar un puestito en la sociedad, sino a transformar una sociedad nacional latinoamericana, planetaria, que todavía es tremendamente injusta.
Alguna vez, a un querido jesuita, cuando tenía su edad, 20, 22 años, le pregunté: ¿Qué consejo me puede dar para la vida?  Y como un viejo sabio, me dijo automáticamente: Ver claro, sentir hondo y obrar recio.  ¡Ver claro!  Atentos, queridos jóvenes, hay muchos peligros, nos quieren confundir, nos quieren desinformar, nos quieren manipular.  ¡Atentos!, que hay muchos que hablan nuestro mismo lenguaje y con ellos quieren manipular a la juventud.
Nuestros mayores opositores para estos procesos progresistas en América Latina no es la derecha que ha colapsado, es una supuesta izquierda radical, que en verdad es una izquierda boba, infantil, la mejor cómplice de la derecha, la izquierda del todo o nada, y con eso es la más funcional al statu quo.
 Y hablan de cosas que les encantan a los jóvenes y que, por supuesto, compartimos, como el ecologismo; pero no ese ecologismo infantil de no utilizar nuestros recursos, de dejar que nuestra gente se muera de hambre sentada en minas de oro.  Imagínense ustedes el proceso venezolano, la Revolución Bolivariana sin petróleo.  Imagínense ustedes el proceso boliviano, liderado por ese extraordinario compañero, Evo Morales, sin minería.  ¡Basta de tanto infantilismo!  A rechazar eso que raya en la insensatez, en la irresponsabilidad, que no resiste el menor análisis y muchas veces se habla desde la izquierda.
El imperativo moral de nuestro tiempo es vencer la pobreza.  Sacrificar a los pueblos en el altar de los contaminadores mundiales es simplemente irresponsable.
Nos hablan de derechos humanos, pero de sus derechos.  Y aquí en América Latina tenemos una Comisión Interamericana de Derechos Humanos, aunque no lo crean nuestros hermanos de otros lares, nada más y nada menos que con sede en Washington; comisión que se sustentan en la Convención Interamericana de Derechos Humanos o el Pacto de San José, y Estados Unidos no ha ratificado el Pacto de San José.  Hagan las vueltas que hagan, eso solo tiene un nombre: ¡Neocolonialismo!  (Exclamaciones)  Y Ecuador, esta América Latina, ya no van a aceptar más neocolonialismo.
Las dobles morales son impresionantes.  Hace unos días 15 organizaciones que no representan a nadie fueron recibidas en Washington para acusar al gobierno del Ecuador —tenemos más acusaciones que la dictadura de Pinochet, imagínense—; pero no dicen nada de ese bloqueo criminal a Cuba, el mayor atentado a los derechos humanos, que destroza la Carta Interamericana (Exclamaciones).
¿Para qué sirve la OEA si sostiene la hipocresía de callar ante ese colonialismo descarado en pleno siglo XXI, como es las Malvinas, propiedad, entre comillas, de una metrópoli a más de 11 000 kilómetros de distancia?  (Exclamaciones) Las Malvinas no solo son argentinas, son latinoamericanas, queridos jóvenes (Exclamaciones).
Nos hablan de libertad de expresión, pero de su libertad de expresión, representada en una CNN defensora del sistema del capital.  ¡Que nadie se engañe, queridos jóvenes!  La información como mercancía, el sistema capitalista de información, ese derecho generado por negocios privados con fines de lucro, no es libertad de expresión, no es libertad de prensa, tan solo es libertad de empresa.
Desde que se inventó la imprenta, la tan cacareada libertad de prensa no es otra cosa que el capricho, la voluntad del dueño de la imprenta.  ¡A no dejarnos engañar con conceptos que todos compartimos, que suenan muy bonitos pero que en la práctica han sido secuestrados por los grupos de poder!
A todo eso y sobre todo eso discutir en este encuentro.  Ver claro para no dejarnos engañar, confundir.  Sentir hondo, actuar con amor, no por odio; con compromiso, con solidaridad, como dice el lema de este encuentro, como nos lo enseñó el Che, como nos lo enseñó el gran Nelson Mandela, pero como también nos lo enseñaron el gran Néstor Kirchner y el entrañable Hugo Chávez Frías.  Y obrar recio, eso que se le olvidó a la izquierda muchas veces, no solo querer, hay que saber el camino, hay que actuar con eficiencia, con eficacia, con contundencia.
¡A prepararnos, queridos jóvenes!  El voluntarismo incompetente ha hecho más daño en América Latina que la mala fe.
¡A buscar la cultura de la excelencia, a crear talento humano para sacar adelante a nuestros países, la patria grande, el planeta entero!
Tenía mucho que decirles, lastimosamente el clima no nos ha acompañado.  Quería de todos modos aprovechar este encuentro para que discutan, para que sean reproductores de este mensaje; para que extiendan este mensaje a través del mundo entero: la lucha de un país pequeño, pero inmenso en dignidad, en soberanía contra los abusos, la corrupción de una trasnacional como Chevron, transnacional que destruyó nuestra selva amazónica, perdió un juicio legítimo y hoy ha desastado una campaña a nivel mundial para desprestigiar al país. Escogieron el peor país que pudieron buscar, porque aquí encontrarán dignidad, soberanía y, sobre todo, el arma más letal que se haya inventado en la historia de la humanidad para enfrentar tanto abuso, tantos millones, tanta deshonestidad, tanta mala fe, esa arma se llama la verdad.
Ojalá puedan visitar nuestra selva amazónica y meter las manos en las piscinas contaminas de Chevron. Veinte años después de que Texaco y Chevron dejó el país, todavía sacarán la mano negra de brea, negra de petróleo: ¡Esa es la mano sucia de Chevron!
Queridos jóvenes: ¡A luchar por un mundo más justo!  ¡A luchar por un mundo sin imperios, y, sobre todo, a luchar contra el imperio más nefasto que haya enfrentado la humanidad, el imperio del capital!
¡Todo está en función del capital!  Ese es para mí el más importante desafío de la izquierda moderna, de la humanidad entera: la supremacía del ser humano sobre el capital, la supremacía de las sociedades sobre el mercado.
No podemos caer en el error del socialismo tradicional: negar el mercado.  El mercado existe, pero una cosa es sociedades con mercado y otra cosa es sociedades de mercado, donde la propia sociedad y las personas se convierten en una mercancía más.
¡A luchar por la supremacía de los seres humanos sobre el capital!
¡A luchar por la supremacía de las sociedades sobre el mercado!
¡A luchar por el cambio en las relaciones de poder, para que este mundo sea dominado por las ciudadanas y ciudadanos del planeta!
¡A luchar por una globalización con rostro humano que busque una sociedad planetaria, no tan solo un mercado mundial!  ¡Que busque ciudadanos del mundo no tan solo consumidores globales!  ¡A luchar por un mundo más justo!  Lamentablemente el orden mundial actual, no solo es injusto, es inmoral.
Los dobles estándares cunden por doquier, y como decía Trasímaco, hace más de 2 000 años en los diálogos de Platón, la justicia es tan solo la conveniencia del más fuerte.
Sabemos que este injusto orden mundial no lo podemos cambiar desde un país pequeño como Ecuador, ese es uno de los grandes errores de la izquierda boba, de la izquierda infantil.  Sería suicida, como dice ese gran pensador Álvaro García Lineras, vicepresidente boliviano, que países como Bolivia, como Ecuador queramos cambiar la división internacional del trabajo.  ¡Pero ustedes, jóvenes del mundo, unidos pueden cambiar ese orden mundial!  ¡Prepárense a tomar pronto el poder político y dejar para el presente y el futuro, para los hijos de nuestros hijos, un mundo más humano, un mundo más justo, un mundo más solidario, un mundo socialista!
¡Bienvenidas y bienvenidos a esta tierra que también es su tierra!
¡Que vivan los jóvenes del mundo!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Que viva el socialismo!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
¡Que viva el Planeta, la humanidad, un mundo de los seres humanos!  (Exclamaciones de: “¡Viva!”)
Los esperamos, atendemos, recibimos con los brazos abiertos.  Que sea muy provechoso este decimoctavo encuentro mundial de jóvenes y estudiantes, y como decía ese gran latinoamericano Ernesto Che Guevara:  ¡Hasta la victoria siempre!  (Ovación.)


29.1.14

"El diálogo tiene que ser una investigación"




Con el correr de la conversación he advertido que el diálogo es un género literario, una forma indirecta de escribir... El deber de todas las cosas es ser una felicidad; si no son una felicidad son inútiles o perjudiciales. A esta altura de mi vida siento estos diálogos como una felicidad. Las polémicas son inútiles, estar de antemano de un lado o del otro es un error, sobre todo si se oye la conversación como una polémica, si se la ve como un juego en el cual alguien gana y alguien pierde. El diálogo tiene que ser una investigación y poco importa que la verdad salga de boca de uno o de boca de otro. Yo he tratado de pensar, al conversar, que es indiferente que yo tenga razón o que tenga razón usted; lo importante es llegar a una conclusión, y de qué lado de la mesa llega eso, o de qué boca, o de qué rostro, o desde qué nombre, es lo de menos.

Borges en diálogo- Conversaciones de Jorge Luis Borges con Osvaldo Ferrari


12.1.14

Escucha la nueva canción "Ven a Venezuela"

José Alejandro Delgado

"Comparte las muchas buenas noticias de nuestro país", propone el cantautor venezolano José Alejandro Delgado en su muro de Facebook, al tiempo que nos regala un adelanto de su canción "Ven a Venezuela" cuya letra invita a conocer a nuestro país, con su bellezas y sus sueños.

Disfruta la canción: 








El grito británico que tuvo eco en México años después



Un 12 de enero hace 88 años el gobierno británico protestó ante México porque en su nueva constitución prohibía poseer terrenos petrolíferos a los extranjeros, según recuerda la página vanguardia.com.mx.
En la recientemente reformada carta magna, el artículo 27 rezaba que las tierras, aguas y recursos naturales que están dentro del territorio de México, ya sea por debajo o encima de la tierra, pertenecen a dicha nación, además regulaba el manejo de las tierras y recursos del país.
En diciembre de 1916 el presidente de México, Venustiano Carranza, convocó al Congreso para presentar un proyecto de reformas a la Constitución de 1857. El documento sufrió numerosas modificaciones y adiciones. La nueva constitución se promulgó el 5 de febrero de 1917 y es la que rige a ese país hasta la fecha, reseña la universidad de Guadalajara en su portal Web.


LA PROTESTA ¿TUVO ECO AÑOS DESPUÉS?



De la protesta británica por nacionalización del petróleo de México a hoy, la política de ese país ha dado giros transcendentales entre los que destaca el método del uso y explotación de sus hidrocarburos.
En el 2013 el presidente Enrique Peña Nieto impulsó una reforma energética que luego de protestas, manifestaciones y críticas tanto de la población como de los partidos opositores, fue aprobada y entró en vigor el 21 de diciembre.
La reforma comprendió la modificación de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, con lo que será posible realizar contratos con particulares en la exploración y extracción de hidrocarburos, indica la página animalpolitico.com y agrega que esto “abre la puerta para que el Gobierno mexicano pueda suscribir contratos con la inversión privada (IP) para la exploración y extracción de petróleo, y que las contraprestaciones para los particulares vayan desde dinero, utilidad compartida hasta la entrega de los hidrocarburos”.


“PRIVATICEN A LA PUTA MADRE QUE LES PARIÓ”





“Me recuerda a Saramago y no más les digo el final de sus palabras: ‘Ustedes que quieren privatizar y están con este ánimo de los tiempos nuevos, pues vayan privaticen los sueños, privaticen la ley, privaticen la justicia, pero si quieren realmente que haya una privatización a fondo, vayan y privaticen a la puta madre que los parió’. Y sería mucho mejor que lo hicieran, porque al menos esa es suya, esta patria no les pertenece porque no se la merecen. Y no me vengan a decir que qué insultos en esta tribuna ¡Insultos, patadas, puñaladas, lo que le están dando a México, no tienen vergüenza!”
Así sentenció la diputada Layra Sansores a los legisladores mexicanos que apoyaron la iniciativa impulsada por el partido de gobierno. En su intervención, la legisladora reiteró su oposición a dicho proyecto. Como ella otros representantes de movimientos políticos, sociales y culturales se opusieron a la reforma energética.

Oswaldo Galet

8.1.14

"Ustedes viven en la Venezuela que es chévere y nosotros en la que es de los perros" (+Video)

Por: Omar Igi García


Intento no ser parte del festival necrológico en el que andan tirios y aqueos. Pero este material que encontré creo que aporta muchísimo a la reflexión sobre los orígenes y consecuencias de la violencia en la que andamos sumidos. Antes de reaccionar mecánicamente a culpar (como nos han enseñado la escuela, la sociedad y la familia) considero vital ver cómo se nos ha inculcado también esa violencia y cómo la ponemos en práctica mientras se gastan teclas por aquí haciendo llamados a la paz a la vez que se insulta visceralmente a nuestros propios hermanos.

En este video no se refleja un caso aislado, sino una generación completa, descuidada y maltratada por un aparato gubernamental y social que no se (pre)ocupó en lo más mínimo por abordar las deficiencias en materia educativa, humanista y -valga la repetición- social. Hoy asumimos a esa generación, vivimos las consecuencias de esa desatención y tomándola como base, trabajar en función de erradicar la violencia, ya sea desde los gestos cotidianos más imperceptibles hasta las grandes expresiones que la historia reciente ha registrado en sicariatos, secuestros, femicidios y crímenes de odio.

A continuación el video: 
El Noticiero Venevisión (Terrazas del Ávila) 1996
(Dos años antes de la llegada de la Revolución Bolivariana) 




En la noche del 15 de abril de 1996, dos delincuentes sometieron a dos mujeres en la urbanización Chuao y posteriormente se llevaron a una de ellas a su apartamento en Terrazas del Ávila con intenciones de robar. Las cosas se complicaron cuando, una vez cargado el botín, se dieron cuenta que afuera del edificio los esperaba la Policía. Al caso se le conoce como "La masacre de Terrazas del Ávila".
Estas imágenes fueron transmitidas en vivo y en exclusiva por El Noticiero Venevisión.

Video/ youtube.com/guanabanapuyua

 
Design by NewWpThemes | Blogger Theme by Lasantha - Free Blogger Themes | NewBloggerThemes.com